(TURISMO) TEPOZTLÁN, MORELOS

Bendecido por una geografía que quita el aliento y un no sé qué que no deja de seducir a los visitantes, el pueblo resguardado por el Cerro del Tepozteco es tierra de misticismo, artesanías, clima inmejorable y relajación, pero sobre todo de buena vibra y energía que revitaliza.

 

No te pierdas, Tepoztlán, Morelos

Imprescindibles

  • Subir hasta la pirámide del Tepozteco para cargarse de energía.
  • Conocer el Templo y el  Ex Convento de la Natividad.
  • Curiosear en el tianguis artesanal para empaparse del misticismo del lugar.
  • Enfrentar la decisión más difícil: ¿qué sabor de tepoznieves disfrutar?
  • Visitar Tepoztlán entre julio y principios de septiembre y participar en la creación de su famoso arco de semillas.

Festividades

  • El inicio de la primavera en la cima de la pirámide del Tepozteco, ven vestido de blanco y cárgate de energía cada 21 de marzo.
  • El Carnaval de Tepoztlán se celebra cuatro días antes del Miércoles de Ceniza y su atractivo principal es la danza “Brinco del Chinelo”.
  • La representación Reto al Tepozteco el 8 de septiembre.

Información práctica de Tepoztlán, Morelos

Dónde comer

Los Colorines
(Cocina mexicana y regional)
Tepozteco 13
Tel. (739) 395 0198

El Ciruelo
(Cocina mexicana y regional)
Zaragoza 17
Tel. (739) 395 1203

La Sandía Azul
(Cocina mexicana)
Av. Revolución 9
Tel. (739) 395 0296

La Luna Mextli
(Cocina mexicana e internacional)
Av. Revolución 16
Tel. (739) 395 0800
lalunamextli

 

Dónde dormir

Hotel Posada del Tepozteco *****
Paraíso 3, Barrio de San Miguel
Tel. (739) 395 0010 / 0323
www.posadadeltepozteco.com

Hostal de la Luz *****
Km 4 de la carretera federal Tepoztlán-Amatlán
Tel. (739) 395 3374 / 393 3076 / 393 3077
www.hostaldelaluzmexico.com

Hotel Amatlán de Quetzalcóatl ***
Niño artillero s/n, Amatlán de Quetzalcóatl
Tel. (739) 395 1880 / 1952
www.hotelamatlan.com

 

Oficina de Información Turística

H. Ayuntamiento de Tepoztlán
Calle Envila s/n, Centro
Tel. (739) 395 0009 / 1048

Itinerario, Tepoztlán, Morelos

Sábado

10:00 am. Caminar hasta la cima

Muchos dicen que sus largas paredes son una provocación… y es verdad. Por eso el peregrinar comienza desde que pones un pie en la calle Tepozteco con la vista en las montañas, hasta llegar al camino que lleva a la cima de su pirámide. Este asentamiento prehispánico fue construido entre 1150 y 1350 d.C., y se erigió en honor de Ometochtli Tepuztécatl, dios del pulque relacionado con la fertilidad y las buenas cosechas.

Llegamos a la cumbre tras hora y media, pero todo el esfuerzo se recompensó con la belleza del recorrido. La emoción de llegar hasta la cima y la inmensa paz que nos dio sentarnos sobre ella para cargarnos de energía, disfrutar del sol y la mejor vista de Tepoztlán fue invaluable. La pirámide está abierta de lunes a domingo de 9:30 am a 6:00 pm, y los domingos la entrada es libre.

 

2:00 pm. Los meros meros

No hay nada más recomendable que comer en Los Colorines, un lugar con más de 30 años de sazón. Sólo para abrir boca, te diremos que su carta incluye platillos como la sopa de hongos, sopa de lentejas con plátano macho, huauzontles, cecina de Yecapixtla y tortitas de colorín, hechas con flores del árbol conocido como Teompantli.

 

4:00 pm. Museo Carlos Pellicer

Se encuentra a espaldas del Ex Convento de la Natividad e incluye una invaluable colección de piezas arqueológicas que el poeta tabasqueño Carlos Pellicer donó al pueblo de Tepoztlán, entre las que destacan un fragmento del antiguo dios Ometochtli Tepuztécatl encontrado en la pirámide del Tepozteco. El sitio está abierto de martes a domingo de 9 am a 6 pm, y puedes optar por una visita guiada que dura 45 minutos.

 

5:00 pm. Café o pulque

Una vez revitalizados por el ascenso a la pirámide del Tepozteco y después de pasar una tranquila tarde caminando, admiramos el paisaje desde Cacao (Av. Revolución 9) donde se comprueba con creces que “cuando el corazón es sabores, la vida se convierte en arrebato”, gracias a sus bebidas calientes o frías y a sublimes creaciones como las pirámides de chocolate con chile piquín, las trufas de tequila y las galletas y arándanos cubiertos de chocolate. También la tarde se hace corta en El Rey Tepozteco Pulque (Zaragoza 2 Altos), donde hallarás sabores exóticos como higo, maracuyá o zarzamora.

 

7:00 pm. Renacer prehispánico

Nada mejor que cerrar el día con un baño de temascal. Te recomendamos tomar el del hotel Posada del Tepozteco, situado en una antigua casona mexicana engalanada por floridos jardines y una terraza con vista espectacular. Es el mejor del lugar, ya que lo guía un biólogo con 25 años de experiencia que te explicará los beneficios, así como la dimensión ritual de sus efectos purificadores, ya que se entra en comunión con los cuatro elementos.

Sin duda es una experiencia que te pondrá en sintonía con la vibra mística de Tepoztlán y que podrás comentar en El Sibarita, el restaurante del hotel que cuenta con una amplia carta de comida mexicana e internacional.

 

Domingo

10:00 am. Ex Convento de la Natividad

Construido en el siglo XVI por los frailes dominicos, aún conserva en su atrio las campanas originales, restos de las capillas posa y las criptas utilizadas por los monjes. En el interior sus muros ostentan pinturas bien conservadas de hace cinco siglos en alusión a María. También alberga un centro de documentación sobre la historia, cultura y tradiciones de la localidad. Te sorprenderá ver el cuarto de baño de los frailes y asomarte por el mirador orientado hacia el Cerro del Tepozteco. Está abierto de martes a domingo de 9 am a 6 pm y la entrada es libre.

 

12:00 pm. A chacharear

No hay quién se resista a caminar por el tianguis artesanal y admirar las originales creaciones que toman forma en diversos materiales como madera, tela, semillas y piedras, para dar origen a casitas de pochote, muebles de madera, palos de lluvia, teponaxtles (instrumentos musicales utilizados por el tlatoani Tepuztécatl), coloridos collares y pulseras, ropa de manta, pinturas en papel amate, figuras de carrizo, joyería y ceras escamadas. Lo mejor es que todas las artesanías expresan la peculiar visión de los tepoztecos y su gusto por lo alternativo, al igual que las tiendas Mandala y Taj Mahal sobre la avenida Revolución.

 

2:00 pm. Itacates y mucho más

En el mercado de Tepoztlán se sigue rindiendo culto a Centéotl, el dios del maíz. ¿Cómo? En cada itacate, que es una gordita en forma de triángulo que puede ser rellenada con lo que más te guste: queso, chicharrón, flor de calabaza, huitlacoche, chapulines... También encontrarás quesadillas, tacos de cecina y mucho más. Fíjate bien porque hay algunos puestos que ofrecen salsas picantes de frutas como guayaba, mango, piña y zarzamora.

Si buscas algo más tranquilo y exclusivo, puedes comer en El Ciruelo (Av. Zaragoza 17), su lema es “Come delicioso, vive despacito”, donde su menú cambia cuatro veces al año e incluye delicias como sopa de lima, enchiladas de pato en pipián, pechuga rellena de plátano macho y helado de higo con mezcal.

 

4:00 pm. Nieve de dioses

Tepoznieves honra la tradición introducida por Tepuztécatl, tlatoani de Tepoztlán, quien ideó para los festejos religiosos un manjar preparado con nieve de montaña, que se envolvía en cuero o piel para ser trasladada por un corredor. Después se le añadía pulque, frutas naturales como capulín, tecojote y limas, o frutas fermentadas con una mezcla de caña y miel. En Tepoznieves te recomendamos la Nieve de Chinelo (fresa, plátano, manzana, yogurt y miel), y la Nieve de Xicun (plátano con chispas de chocolate), ofrendada al duende guardián de la cascada sagrada. Aunque tendrás 130 sabores más para escoger, según sus seis.
 

  • Cuando subas, lleva calzado muy cómodo y anti derrapante, agua y cámara.

  • El camino a la cima del Tepozteco es un recorrido de purificación.

  • Quetzalcóatl, “la serpiente emplumada”, nació en Amatlán.

GRACIAS POR SU APOYO